Preguntas más frecuentes

Clima 

El clima en Etiopía es muy diverso ya que nos encontramos ante un enorme país (el décimo en extensión en África y justo el doble que España) con una gran variedad geofísica y por lo tanto, climática. Se me ocurre la radical diferencia que existe entre las heladas cumbres de los más de 20 picos que existen por encima de los 4.000msnm por un lado, y el calor achicharrador de las zonas desérticas como el Ogadén, la zona Afar o el desierto del Danakil por otro, donde las temperaturas diurnas pueden alcanzar los 50 grados.

Pero si hablamos de temperaturas medias, Etiopía en general cuenta con un clima cálido y húmedo, con temperaturas que van de los 13º C a los 33 º C, a excepción, como he citado, de los lugares con clima extremo.

El NORTE es lluvioso y húmedo durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, pero las temperaturas no son bajas. Bastará con un jersey o una fina chaqueta y el chubasquero a mano durante el día. Durante las acampadas en lugares altos como los Montes Simien SÍ que bajan las temperaturas hasta 3 o 4 grados con lo que es imprescindible llevar ropa térmica y de abrigo.
Durante la época seca, es decir el resto del año, es un clima caluroso y seco. Por las noches sin embargo, se nos regala una brisa agradable para mitigar el sol diurno.

El SUR suele ser lluvioso durante los meses de julio, agosto y septiembre pero es caluroso por el día, a pesar de las lluvias, y también muy agradable por la noche.
La zona del Valle del Omo presenta serias dificultades de acceso durante los meses de abril y mayo debido a las lluvias torrenciales que dejan impracticables los caminos hacia los poblados tribales. No siempre es así, puesto que hay años que las lluvias son escasas o se trasladan a otros meses más tardíos, pero el lodo es algo con lo que el viajero debe contar en algunas épocas. ¡Y con el polvo en otras!

El ESTE de Etiopía sufre de altas temperaturas durante todo el año con lo que hay que prevenirse contra al calor. La zona del desierto del Danakil está considerada como uno de los lugares más calurosos del planeta, pero también de los más fascinantes y bizarros por sus características geomorfológicas que los viajeros suelen comparar con paisajes casi marcianos (aunque por ahora nadie ha estado en Marte).

Por lo general, durante una ruta por Etiopía encontramos días de calor o temperaturas templadas, lluvias torrenciales durante nuestra época de verano que sin embargo se combinan con horas de sol, y noches frescas pero agradables. Las noches más frías se viven en lugares muy elevados, como es de suponer.

¿Cuál es la mejor época para viajar? 

Si queréis mi opinión sobre qué estación o mes es el más adecuado para visitar Etiopía, muchos coincidirán conmigo en que son los meses de septiembre y octubre los que ofrecen un paisaje especialmente bello porque tras finalizar la época de lluvias (entre junio y octubre), todo el país se cubre de un manto de florecillas de miles de colores que aportan una belleza al ya de por sí mágico paisaje. Digamos que se trata de la primavera etíope.
Sin embargo, no temáis si no podéis visitar el país en esta época, se trata sólo de un extra de belleza para la vista pues Etiopía se puede visitar en cualquier época de año.

Durante el verano europeo, entre julio y septiembre coincidiendo con la época de lluvias etíope, el viajero más visto por aquí es el español debido a que coincide con la época vacacional de España. Pero no temas, ningún lugar de visitas etíope está nunca repleto ni es agobiante, el turismo aquí es bastante tímido, y sobre todo, durante la época de lluvias es cuando menos turistas te encuentras, algo bastante a tener en cuenta a la hora de visitar las iglesias de Lalibela. Cabe decir también que los españoles somos casi la única nacionalidad en venir entre julio y octubre porque el resto de europeos lo hace entre octubre y enero.

¿Cómo son las vías de comunicación y qué métodos de transporte puedo utilizar?                                                   

Por tierra:                                                                                                                                                               Etiopía es un país que está progresando de una forma espectacular. En el último año ha crecido su economía en un 13%!! Sin embargo, todavía queda mucho por hacer y su autenticidad radica precisamente en que la vida aquí se ofrece sin maquillaje ni artificios.

Al viajar a Etiopía debemos tener en cuenta que las infraestructuras son generalmente escasas a pesar del gran avance en construcción de carreteras, presas para la hidroeléctrica y aeropuertos.

Las carreteras son mayoritariamente asfaltadas en el norte y el este, y en construcción en el tramo principal que se dirige a Kenia hacia el sur. En el resto del país los tramos de pista están sin asfaltar encontrándonos buenas pistas de tierra fácilmente transitables o caminos auténticamente africanos que nos adentran en los lugares más remotos del país.

Resumiendo, los viajes por carretera suelen ser bastante largos debido al tamaño y orografía del país y a que la vida, como en todos los países africanos, transcurre a ambos lados de la carretera y muchas veces justo en medio. Esto significa que rara vez los vehículos 4x4 que ponemos a disposición superarán los 70km/h. El lado positivo es que es la velocidad ideal para disfrutar de la vida cotidiana etíope, del paisaje escénico abrumador que acompaña al viajero en sus trayectos, te permite hacer paradas en lugares a tu antojo y te deja disfrutar de la brisa asomando el rostro por la ventanilla (menos cuando hay mucho polvo, no lo olvides).

Por aire:
Esta es la mejor opción para salvar los 3.000km que cubren en total la Ruta Histórica del norte de Etiopía cuando disponemos de un tiempo limitado para nuestras vacaciones.
La compañía aérea Ethiopian Airlines es una de las más activas y mayores líneas aéreas en África. Sus aeropuertos están en pleno funcionamiento desde la década de los 50 y han sido remodelados y modernizados recientemente. Los aviones de Ethiopian Airlines para los vuelos domésticos son los nuevos Bombardier Q400 (procedentes de Canadá) cuya actividad se inició en el año 2010, es decir que están recién estrenados.
Si no dispones de mucho tiempo para tus vacaciones la mejor forma de optimizar el tiempo es utilizando los vuelos domésticos entre Addis Abeba, Bahar Dar, Lalibela, Gondar, Axum o Mekele. Los trayectos no superan las 2 horas de vuelo y se salvan los cientos de kilómetros que hay entre estos destinos. Ethiopian Airlines ofrece a diario como mínimo una salida hacia estos destinos a precios realmente asequibles y buenos horarios que optimizan el tiempo de tus visitas. El límite de equipaje son 20kg.

¿Cómo son los alojamientos en Etiopía?

Como en todas partes, hay de todo y para todos:

Hoteles de 4*: funcionan muy bien y tienen buenas instalaciones, sin embargo no hay que pensar que un alto estándar aquí cubre exactamente lo mismo que en Europa. En concreto me refiero a un aspecto que me fascina de Etiopía: el mantenimiento. Simplemente es algo que apenas se practica. La técnica aquí es el tan antiguo y conocido concepto de “apaño”, “remiendo” o más popularmente denominada “chapucilla” (con cariño) que se pone en práctica única y exclusivamente, y jamás antes, cuando surge la avería, es decir, justo cuando tiras de la cadena o abres el grifo para ducharte. La avería no se arregla, se apaña de forma momentánea, que no duradera, hasta que otro cliente del hotel se encuentre de nuevo en la misma situación que tú.
Bromas aparte, todos los hoteles de alto nivel tienen electricidad, agua caliente, Internet en ocasiones, televisión por satélite, buenos restaurantes con comida local y occidental, buen servicio y personal agradable. Es la mejor categoría disponible en relación calidad precio.
Lo mejor, las camas y la comida. Lo peor, las tuberías y todo lo que tenga que ver con la fontanería.

En este apartado de alojamientos de alto nivel estoy excluyendo el Hilton y el Sheraton (5*) cuyas tarifas superan los 300€ la noche en habitación doble pero que para nada es excesivo teniendo en cuenta la excelente calidad, diseño y servicio que estos hoteles ofrecen en todos los aspectos, ya sea en alojamiento, gastronomía, entretenimiento o relax.

Lodges: son una maravilla. Equipados con todas las comodidades y ubicados en parajes naturales de gran belleza, te hacen sentir en el paraíso terrenal. Los bungalows tienen todo lo necesario para tu descanso y disfrute y suelen estar rodeados de árboles, monos y pájaros cuyos sonidos matutinos aportarán a tu despertar un toque africano. Suelen tener precios elevados porque son de difícil construcción a la hora de transportar los materiales a lugares apartados en medio de la naturaleza, pero ¿quién desea escatimar en belleza y comodidad cuando se trata de las vacaciones? Muy recomendables.
Lo mejor, la ubicación, la belleza paisajística y lo sonidos ambientales. Lo peor, encontrar de nuevo tu bungalow a través de la jungla espesa nocturna tras una velada de cervezas en el restaurante del lodge.

Hoteles locales: perfecto para mochileros. En este apartado hay un poco de todo. Son tipo pensión, algunos limpios y otros no. Suelen tener agua caliente pero los cortes de luz son frecuentes. Las habitaciones son muy austeras, sin mobiliario y normalmente ruidosas. La ducha puede ser compartida pero normalmente hay baño dentro de las habitaciones. Es una opción realmente barata para aquellos que vayan con el presupuesto muy ajustado y los hoteles locales que elegimos para vuestros viajes no son de lo más bajo.
Lo mejor, el mínimo precio y el ambiente auténtico etíope. Lo peor, no suelen incluir desayuno en el precio.

Zonas de acampada: son muy bellas por lo natural del entorno aunque las infraestructuras dejan mucho que desear. Tienen duchas sin agua caliente y los baños están muy descuidados. En la zona sur no falla el fácil acceso a restaurantes y bares. En las zonas de acampada de alta montaña es imprescindible llevar consigo toda la comida para la estancia. Las zonas de acampada se recomiendan si dispones de vehículo 4x4 para trasladar el equipo de acampada y no tienes que cargarlo a tus espaldas. Por el mismo precio del camping tienes un hotel local cerca, así que realmente no ahorras dinero y evitas cargar con mucho peso.
Lo mejor, la hoguera nocturna y el cielo estrellado. Lo peor, encontrar el baño en mitad de la noche.

¿Es posible en Etiopía adaptar el viaje a mis necesidades particulares?

Uno de nuestros mayores logros es el éxito en la elaboración de viajes a medida para cada viajero. Tanto si buscas acción e interacción con la naturaleza, como experiencias más urbanas o simplemente algo más tradicional y tranquilo fuera de las multitudes, Birana Ethiopia Tours es capaz de diseñar las mejores opciones para cada deseo. Para ello es esencial la parte humana de la comunicación entre tú y nosotros. Las conversaciones que tengamos (email, teléfono, etc.) determinarán lo que buscas para nosotros poder satisfacerlo. Creemos que un servicio de alta calidad implica comunicación en primera persona con el viajero y atención personalizada para comprender con qué tipo de viajero estamos tratando y elaborar así una ruta adaptada a sus características.

 

Documentación y Visado.

Pasaporte en regla con validez mínima de 6 meses y lo que es muy importante, con 1 hoja libre como mínimo para estampar el visado a tu llegada a Etiopía

Visado de entrada, se adquiere a la llegada en el aeropuerto de Addis Abeba en la "Immigration Office". Cuesta 17 euros o 20 dólares. Tienen cambio, aceptan monedas.

Sanidad.

Los Tour Operadores no estamos autorizados a ofrecer información de salud pública. Esta es competencia del Ministerio de Asuntos Exteriores. Para información sobre enfermedades, vacunas y precauciones sanitarias te recomendamos que consultes su página web:

http://www.exteriores.gob.es/Portal/es/ServiciosAlCiudadano/SiViajasAlExtranjero/Paginas/DetalleRecomendacion.aspx?IdP=65

o te dirijas al centro médico de tu ciudad.

Dinero.

El mejor consejo para el tema del dinero es la previsión. Partiendo de que todavía existen pocos cajeros automáticos en Etiopía y si los hay las comisiones son altas, recomendamos que lleves contigo todo el dinero en efectivo que necesites para tu viaje y que lo cambies a moneda local según vaya siendo necesario.

El mejor cambio lo ofrecen tanto los bancos como las oficinas de cambio del aeropuerto de Addis Abeba: ambos ofrecen cambio oficial sin comisiones. En las ciudades del norte como Addis Abeba, Bahar Dar, Axum, Lalibela, Gonder o Mekele no tendrás ningún problema en encontrar bancos con servicio de cambio de moneda. Recuerda que cierran a las 16h.
Para cambiar dinero en el sur las posibilidades son inferiores así que es recomendable cambiar a moneda local todo el dinero que necesites antes de partir hacia la zona sur.

Algunos grandes hoteles en las grandes ciudades también ofrecen servicio de cambio de divisas, pero su cambio no es oficial, cobran comisión.

Consulta los conversores de moneda online para cerciorarte de la tasa de cambio actual 1 día antes de partir.                                                                                                                                                                                                                       La moneda etíope es el Birr (ETB): a noviembre de 2013: 1 € = 25 etb

Cambies donde cambies, es importante solicitar que te den algunos billetes de bajo valor (p.ej. 200 etb en billetes de 1 etb y otros 200 etb en billetes de 10 etb) para tener pequeñas cantidades. Debemos tener en cuenta que aunque 100 etb equivalen a 4 euros aprox., es el billete más alto del país con lo que a menudo en algunos establecimientos locales o mercados no tienen cambio. Por otro lado, en las zonas rurales, cuatro de estos billetes suponen el salario de una persona con lo que sacar un fajo de billetes verdes puede suponer una falta de respeto y un acto totalmente innecesario.

Seguro de viaje y seguro de cancelación.

Dado que la legislación etíope es diferente a la europea, los viajes contratados con Birana Ethiopia Tours no incluyen un seguro de viaje para evitar diferencias en los servicios prestados puesto que los estándares son muy diferentes. Es por ello que recomendamos a nuestros viajeros contratar un seguro de viaje desde su país de origen que incluya cancelación, accidente y pérdida de equipaje.

Equipaje.

Lo fundamental es no dejarse nada relevante pero al mismo tiempo no exceder los 20kg por persona que fijan las compañías aéreas. Personalmente opino que para un viaje por África incluso 20 kg es demasiado. Si consigues traer una mochila de entre 8 a 10 kg lograrás comodidad y ligereza y lo agradecerás durante el viaje.
Sugerimos mochila blanda en vez de maleta dura porque estas se rompen más y ocupan demasiado espacio en los vehículos.
Si al llegar al aeropuerto de Addis Abeba tu equipaje no aparece, no te preocupes en demasía, tu maleta no ha desaparecido, llegará en el siguiente vuelo. Dirígete al mostrador de Baggage Claim frente a la cinta 1 y pon una reclamación. Deberás aportar un número de teléfono de contacto que deberá ser el nuestro 0926 83 10 95 (Miriam Gómez) y 0911 67 07 20 (Endalk Teshome)
El equipo de Birana Ethiopia Tours nos comprometemos a hacer de mediador local para solventar lo antes posible las incidencias causadas por la pérdida de equipaje y minimizar al máximo los inconvenientes que esto te pueda causar, sin poder prometer un resultado satisfactorio a pesar de los esfuerzos y trámites realizados.

Lo que no debería faltar en la maleta.

1 muda de abrigo para las noches en alta montaña (forro polar y chaqueta), 1 chubasquero, ropa ligera y cómoda de verano, pañuelo para protección contra el polvo, botas de trekking si vienes a patear montañas, zapatillas cómodas y ligeras para el día a día, sandalias para el descanso de los pies, chanclas de ducha, mochila pequeña para el día a día, linterna, botiquín con la medicinas adecuadas para el viaje (antipalúdico, antibióticos, etc.), antimosquitos 35%DEET (spray, parches), antiséptico de manos, crema solar de alta protección, cámara fotográfica con tarjeta de gran capacidad y batería de recambio (si tienes cargador para coches mejor), toalla ligera de camping y saco de dormir (para zonas de acampada).

Comunicación desde Etiopía con el extranjero.

Teléfono móvil: Ya existe cobertura de móvil casi en todas partes, excepto en zonas rurales remotas. Puedes llamar a España desde tu móvil si tienes activado el roaming (consulta tarifas con tu compañía telefónica), pero suele ser muy caro.                                                                                                                                                                                                                       Teléfono fijo: Las llamadas desde los hoteles no se aconsejan, también son muy caras.  Las cabinas públicas no funcionan.                                                                                                                                                                                                   Internet: hoteles y cafeterías con wifi en las ciudades, internet cafés por todas partes.

De ruta por Etiopía: Organización, Filosofía de viaje, Actitud del viajero.

Madrugaremos: Nos levantaremos siempre temprano para aprovechar al máximo las horas de sol porque sale el sol a las 6h y se pone muy temprano entre 19h y 19.30h.

Las comidas: Los hoteles de clase alta y clase turista incluyen el desayuno. Los hoteles locales no suelen incluirlo pero tienen bar y restaurante. Las comidas y las cenas no están incluidas para dar más libertad al viajero; hay días en los que no te apetece cenar o prefieres tomar sólo un zumo. Etiopía dispone de restaurantes por todas partes, a todas horas, con comida en abundancia, rica y muy económica. Algunos días puedes comer en el hotel, otros en restaurantes de la ciudad o incluso podéis disfrutar de picnic bajo un árbol si la excursión lo requiere.

El transporte: Para los trayectos en el norte disponemos de minibús, rápido y eficaz, con conductor de habla inglesa. Algunos tramos, los más pesados de hacer por tierra, los haremos en vuelos domésticos con Ethiopian Airlines si lo preferís. La flota de aviones de esta compañía fue totalmente restaurada por los nuevos Bombardier Q400 canadienses fabricados en 2010. Son vuelos cortos, puntuales y muy seguros. Para la zona sur disponemos de vehículos 4x4 con capacidad para 1 conductor de habla inglesa y 4 pasajeros. Los hay nuevos con aire acondicionado y más cómodos y los hay más antiguos y duros pero más económicos.

Imprevistos en ruta: Habrá días en los que realicemos pocos kilómetros y habrá jornadas de largas distancias para acceder a lugares remotos y bastante inaccesibles, con pistas polvorientas o de barro. Recorrer estas áreas remotas con infraestructuras limitadas y a veces inexistentes, exige del viajero ser flexible y aceptar los cambios que se puedan producir en cuanto a la ruta y los servicios previstos. Podemos encontrarnos con el factor sorpresa por lo que es imprescindible tener la capacidad de adaptación a lo inesperado, tanto si se trata de una rueda pinchada o de alguna carretera cortada. En cada caso se le pide al viajero que colabore activamente en la solución del problema. Una actitud pasiva o de pura observación no va acorde con la filosofía de nuestros viajes. Contra más te involucres en el viaje y en lo que en él sucede, más inolvidable será tu experiencia. A veces olvidamos que podemos participar de las cosas y nos centramos en mirar los países que visitamos exclusivamente a través del objetivo de la cámara.

Guías locales y conductores: Nuestros guías locales acompañantes y conductores están preparados para guiaros por el país de forma profesional, conocen cada tramo de la ruta, los lugares más atrayentes para el viajero, etc, pero vosotros podéis proponer actividades por vuestra parte. No son programas cerrados y empaquetados para el consumo turístico. Son viajes abiertos a la improvisación e imaginación de cada uno, tanto vuestra como de los guías 

Dar o no dar, esa es la cuestión. Sobre la mendicidad

Seguramente, antes de partir a Etiopía estarás pensando en qué puedo llevar para dar. Mi consejo es que no traigas caramelos ni juguetes, sino material escolar que podrás dejar en centros de ayuda a niños. Birana Ethiopia Tours colabora con un centro en Axum que suple con material escolar a varios niños de la ciudad, así que podrás llevar el material personalmente al centro si lo deseas.

Mi consejo es que no repartas nada directamente a los niños. ¿Por qué? Bien, es una cuestión con distintas respuestas y perspectivas pero básicamente porque dar por dar fomenta la mendicidad. Un país como Etiopía necesita proyectos sólidos, de educación, sanidad, etc., proyectos en los que si quieres ayudar de verdad puedes colaborar.

Si los farangi (palabra etíope que significa extranjero) actuamos como si fuéramos Reyes Magos venidos desde el lejano Occidente creamos una imagen distorsionada de la realidad. Les enseñamos que nosotros somos los ricos y ellos los pobres y que encima les regalamos aquellas camisetas viejas que nosotros ya ni siquiera necesitamos. No queda muy bonito ¿no? Además, una camiseta no le soluciona la vida a nadie y fomenta la mala costumbre de pedir. Nosotros nos sentimos bien pero hacemos mal, porque aquí se trata de los niños.

Existen mendigos en todas partes, tullidos de guerra, madres viudas con muchos hijos, monjas descalzas, etc. Esas personas viven de las monedas diarias que los Etíopes dan y que sin eso morirían de hambre por las calles. Dar dinero a estas personas no está mal ya que es el único futuro que a su edad y en su situación les espera. Sin embargo, los niños son el futuro del país.

La pobreza también es un estado mental de inferioridad a la que los antropólogos y psicólogos llaman esclavitud mental. Suena algo duro pero es cierto. De la pobreza se puede salir con una actitud mental de no sumisión o eliminando socialmente el complejo de inferioridad (obviamente sin ayuda en inversiones es difícil), pero la actitud es algo muy importante. También la nuestra: tratar a los africanos con condescendencia y actitud paternalista no les ayuda a cambiar su situación. Son gente fuerte, trabajadora, con enormes recursos y posibilidades. Pero tienen que creérselo.

Gracias al turismo Etiopía está viendo un nuevo futuro con muy buenas perspectivas ya que el turismo es el negocio que más reparte los gastos de los turistas a la población. Un grupo de turistas paseando por montañas remotas puede beneficiar a la comunidad que allí se encuentra comprando souvenirs hechos por las mujeres del lugar, tomando un café en el bar, comiendo en un restaurante local, etc.
Si de verdad quieres repartir algo consume sus productos para que se mueva la economía familiar y se vean motivados a trabajar en vez de salir a la calle a mendigar. Porque un país de mendigos jamás podrá prosperar.
Para terminar una pequeña anécdota que nos sucedió a Endalk, el General Manager de Birana Ethiopia Tours, y a mí durante una excursión en Lalibela.

Un grupo de adolescentes nos iba siguiendo al grupo de turistas y entre risas iban pidiendo:                                                            -Mister, one birr, give me one t-shirt, mister, mister.
Endalk se gira y en su tono de maestro de niños le dice a una chica:                                                                                        -No pidas, no está bien. Deja de perseguirnos y ves a estudiar.
Ella, con cara de gamberrilla y medio sonriendo le contesta:                                                                                                    -Tú también vas con los turistas.
Endalk, con porte de sabio le explica:                                                                                                                                  -Sí, pero yo voy delante de ellos, no detrás. Si sigues así siempre quedarás detrás de los extranjeros. Estudia y trabaja y podrás ponerte delante.

Con eso lo dijo todo.

P.D: ¿Qué hago con las camisetas, zapatillas, etc. que me llevo para usar en el viaje y no quiero volver a llevar a España? Déjalas en la habitación del hotel para las chicas de la limpieza. Seguro que te lo agradecerán y es una forma indirecta de dar muy positiva.